Llegó el color a los Kit Moller